Sobre mi y cómo empezó mi pasión por la Armónica

Era verano del año 1993, cuando estando en casa fui hasta la pieza donde estaba mi hermano estudiando que en ese momento estaba escuchando un casete de música que había grabado de la radio. Se trataba de un tema de blues del armonicista de blues norteamericano William Clarke. Lo empecé a escuchar y me llamó mucho la atención sobre todo el sonido de su armónica, lo expresivo y profundo que era, luego escuché el solo del tema y cada vez notaba que me gustaba más. A partir de ese momento me dije a mi mismo, algún día voy a poder tocar la armónica que se escucha en esa grabación y así al volver de mis vacaciones conseguí mi primer armónica y practiqué todos los días hasta que un día luego de varios meses pude tocar aquel tema que tanto me gustaba.

Recuerdo que no era nada fácil, ya que no contaba con ningún profesor que me pudiera guiar ni tampoco existía en aquel momento internet para acceder a la información. Solo tenía un par de casetes de 60 minutos cada uno, con grabaciones de armónica de blues de William Clarke, Jerry Portnoy (tocando junto a Muddy Waters) y algún tema de Rick Estrin (Little Charlie & the Night Cats) y contaba con una sola armónica afinada en Do. Aprendí totalmente solo, como autodidacta, básicamente tratando de imitar lo mejor posible las melodías de armónica que escuchaba, dedicándole entre 3 y 4 horas diarias todos los días y así con esa constancia durante los primeros 4 años.

Bruno Berloto

Bruno Berloto

Al año de empezar con la armónica y con 17 años, tuve la posibilidad de entrar a lo que fue mi primer banda, estilo blues – rock, lo cual era un reto importante, tomando en cuenta que había comenzado hace poco, y era una oportunidad única de poder tocar junto a otros músicos (entre ellos mi hermano mayor en guitarra eléctrica) e ir aplicando lo que había aprendido. A los pocos meses de empezar con la banda, tuve mi primer toque ante público en un teatro, donde asistieron unas 200 personas y compartimos escenario con otras dos bandas. No olvido los nervios que tenía en esa primera actuación, aunque por suerte no hubieron prácticamente errores y sonó bastante bien la banda. Con el correr de los años integré más bandas y fui progresivamente agarrando mayor confianza al tocar ante público, a medida que iba aprendiendo más sobre la armónica.

Básicamente al practicar en mi casa, lo que hacía era sacar lo más parecido posible las melodías de armónica que escuchaba. Conseguí libros de métodos de armónica en inglés y cada vez disponía de más audios para escuchar y me di cuenta que necesitaba armónicas en otras tonalidades además de la de Do para poder acompañar en más temas.

Si bien había aprendido solfeo y órgano durante 5 años, me daba cuenta de que la armónica era mi instrumento y me dediqué entonces la mayor parte del tiempo a descubrir todos sus secretos. Luego de que tenía una base formada a los casi 6 años de haber empezado, comencé a dictar clases particulares de armónica, lo que sigo haciendo hasta hoy en día y que me ha permitido a lo largo de varios años ver cuáles son en general las mayores dificultades que se les presentan a los alumnos en el aprendizaje de este instrumento.

Después de más de 20 años que han pasado desde mi primer contacto con la armónica y de haber dictado muchísimas clases, puedo decir que para lograr un buen sonido con la armónica, en primer lugar, no se requiere de grandes conocimientos de solfeo o teóricos como sí en otros instrumentos (la mayoría de mis alumnos comienza de cero) y tampoco lleva demasiado tiempo de aprendizaje, ya que en unos pocos meses se pueden apreciar los resultados. Sabiendo las técnicas básicas de la armónica podemos tocar melodías simples en poco tiempo y que realmente suenen bien.

Eso sí, debemos tener en cuenta que, si bien es un instrumento accesible o relativamente fácil para aprender, es como todo otro instrumento difícil a la hora de dominarlo y tocarlo bien (aunque mucha gente piense que es fácil por su pequeño tamaño).

Con Kim Wilson! uno de mis referentes.

Con Kim Wilson! uno de mis referentes.

Con James Harman un grande de la armónica de blues!

Con James Harman un grande de la armónica de blues!

Sobre mi web.

La idea de crear esta web es de poder aportar información sobre la armónica diatónica de 10 celdas y a la vez compartir con todos los interesados de este instrumento, los secretos y técnicas que he aprendido desde mis comienzos hasta hoy en día, teniendo en cuenta que no existe mucha información en la red en nuestro idioma. De esta manera, si bien no reemplaza a la ayuda que representa un profesor (lo más recomendable para aprender), será de todas formas un importante punto de partida y guía para aquellos aficionados a la armónica, cubriendo todos los fundamentos que abarcan su aprendizaje: generalidades, mantenimiento, técnicas, ejercicios y temas con tablaturas, partituras, incluyendo además el importante soporte en videos tutoriales y audios en formato mp3.

Asimismo, tengo la certeza de que el contenido de esta página les ahorrará muchas horas de práctica tratando de investigar el instrumento por cuenta propia, en forma autodidacta, como me ocurrió a mí en mis comienzos.

En definitiva, espero que encuentren útil mi web, que está orientada sobre todo para quienes se inician en la armónica, pero también para aquellos con mayor experiencia que quieran complementar sus conocimientos. No dejen de escribir comentarios, dudas y sugerencias. También pueden contactarme y hacerme las consultas que quieran utilizando el formulario de contacto que con gusto les estaré respondiendo a la brevedad.

Un saludo para todos, Bruno.

Concierto con Daniel Dominguez y “La 33” en Festival del Olimar en Treinta y Tres (Uruguay)

>